Palabras para la conciencia del bienestar en tiempos difíciles

Reflexiones de Marta Bisquerra

23 marzo, 2020

A lo largo de la vida podemos encontrarnos con situaciones inesperadas, algunas nos sorprenden de manera positiva, otras nos enfadan o nos entristecen y otras dejamos que pasen sin analizar cómo nos han hecho sentir.

Estos sentimientos a veces nos reaparecen o se hacen presentes posteriormente en algún momento con alguna situación semejante que nos haga relacionar las emociones experimentadas.  

Cuando estamos en casa solos es cuando podemos tener más tiempo para pensar en cómo nos sentimos sin tener que justificarnos o dar explicaciones de ningún tipo.

En estos momentos es cuando podemos analizar las experiencias con calma y sin ninguna presión. Encerrados en casa, es cuando se nos brinda la ocasión de tomar el tiempo para hacer consciente y profundizar en lo que sentimos.

Se nos da la oportunidad de entendernos. Aprovechémosla. No siempre tenemos tiempo para esto debido a nuestras vidas aceleradas. Tomar conciencia supone hacer un ejercicio de relajar la mente para poder hacer presente las emociones que predominan dentro.

Aunque no les sepamos poner nombre podremos distinguir si son emociones que nos provocan bienestar, o si por lo contrario nos provocan malestar. Entender la
diferencia es muy importante ya que nos hará ver en qué punto nos encontramos. Y si debemos llenarnos de coraje para encontrar la manera de potenciar el bienestar a pesar de todo.

Elegir el coraje, en los momentos donde experimentamos ausencia de bienestar, es lo que nos puede ayudar a tener la fuerza de pasar de la calma a la energía. La traducción literaria de coraje es poner el corazón por delante, como consecuencia cuando se pasa de emociones neutras al coraje, automáticamente la frecuencia cardiaca varía. Y esto es lo que nos puede dar la energía y la fuerza para pasar a la acción.

“Aprender a valorar lo positivo nos ayuda a construir el bienestar”.

Aprender a tomar conciencia de que el coraje puede ser una elección, nos puede servir para tener una predisposición para el cambio ante los momentos que nos encontramos más vulnerables.

Hay acciones que a veces nos pueden parecen regulares, como poder estar en familia, ir a comprar el pan o ir al médico. Pero cuando cambia la situación, es cuando puede cambiar el significado y así nos damos cuenta que son acciones que se requiere el coraje necesario para proveerlas.

Actualmente, nos encontramos ante la situación de que para intentar arreglar un problema mundial se nos pide sentarnos en el sofá de casa y aún así nos cuesta aceptarlo y nos genera malestar.

Partiendo de que ya solo por el hecho de que podamos tener la opción de estar en nuestro hogar eso significa que ya podemos estar muy agradecidos. Aprender a valorar lo positivo nos ayuda a construir el bienestar. Una manera de afrontar esta situación con coraje puede ser buscar formas de comprensión, asertividad, creatividad, agradecimiento y esperanza con la intención de poder hacer más ameno tus días y los de los demás.

Marta Bisquerra – Vocal de RIEEB

Estoy interesada en sensibilizar sobre la importancia de la educación
emocional para la construcción del bienestar emocional.

Autor

Presidente Rieeb | + publicaciones

Experto en educación emocional