Se justifica en este artículo que el amor debería ser un aspecto importante de la educación. Sin embargo, en general, suele estar muy ausente de la práctica educativa. Se aportan argumentos para concebir el amor como un fenómeno complejo que requiere de aprendizaje. Se aportan sugerencias y propuestas para la práctica en el marco de la tutoría, basadas en los grupos de discusión, la razón dialógica y una técnica denominada la línea.

El artículo plantea que el espacio más apropiado para desarrollar que es el amor, es la tutoría. A tal efecto se presentan algunas propuestas para abordar el amor. En una de ellas se propone definir qué es el amor individualmente para pasar posteriormente a elaborar una definición conjunta y consensuada. En otra actividad complementaria se propone contrastar las opiniones que tiene el grupo para identificar los aspectos de mayor discordancia para ser tratados en la dinámica de grupos de discusión. La finalidad de ambas actividades es utilizar la razón dialógica para reconstruir un concepto de amor fundamentado.

INICIA SESIÓN o HAZTE SOCIO para acceder al contenido completo.

0 comentarios

Enviar un comentario

¿Quieres colaborar aportando contenido?

La RIEEB es un espacio para compartir conocimiento. Si quieres colaborar en la divulgación de la Educación Emocional y el Bienestar, ponte en contacto con nosotros. 

Síguenos en Redes Sociales

Autoría

Presidente Rieeb | + publicaciones

Experto en educación emocional